Effatà

Anterior


    La palabra «Effatà», que significa «ábrete», es el título del texto que tenemos en nuestras manos. Es una orden dada por Jesús al realizar ese gran milagro de la curación de un sordo-mudo (Mc 7, 31-37).


    Es sugerente que la propuesta de un camino espiritual para la vida consagrada parta de esta fascinante palabra de Jesús «Effatà». De todos es conocido que, en estos momentos, la vida consagrada se encuentra sumida en innumerables problemas; y los correspondientes intentos por resurgir también han generado amargas decepciones y frustraciones.


    La advertencia evangélica a los Institutos de Vida Consagrada y a las Sociedades de Vida Apostólica es: ¡Ábranse! Si no quieres morir, si no quieres desaparecer definitivamente, ¡ábrete!


    La primera consagración fundadora y generadora que comienza con el Bautismo –la persona consagrada ya en el Bautismo murió al pecado y se consagró a Dios – luego encuentra su florecimiento en las consagraciones que el Señor organiza y realiza a lo largo de su existencia para ser un excelente signo del reino de los cielo. 


   Tengo la esperanza de que al leer estas páginas, acompañadas por otros textos propios de cada carisma y espiritualidad, puedan producir el discernimiento para dar fruto mediante la caridad en la vida del mundo. 


Portada original

I.S.B.N.: 978-84-7349-176-1 

Tamaño: 14 x 21 cm - 90 Páginas

P.V.P.:  10,00 €


 © José Naranjo 2020