Servir a los pobres es ir a Dios

No se puede olvidar jamás la dimensión espiritual de la vida del pobre. También el pobre tiene que llegar a Dios. Tampoco se puede olvidar la dimensión corporal-material. Buena parte de la actividad evangelizadora de Jesucristo se dirigió a aspectos no específicamente espirituales de los necesitados.


Servir a los pobres es ir a Dios

I.S.B.N.: 978-84-85076-17-8

Tamaño: 14 x 21 - 292 Páginas

P.V.P.: 12,00 €


© José Naranjo 2017