Luisa de Marillac

Gracias a la iniciativa de San Vicente de Paúl y de Santa Luisa de Marillac, Francia conoció en el siglo XVII un impulso de generosidad nunca visto hasta entonces. En el origen de su actividad se encuentra la caridad, el amor que se da en nombre de Cristo, la ayuda caritativa al prójimo. El fundamento de esa caridad no podría ser otro que la palabra del Señor: “Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado”. De ese modo Luisa de Marillac alimentaba su vida y su actividad en la fuente original, la del “amor de Cristo que nos apremia”


Luisa de Marillac

I.S.B.N.: 978-84-85076-69-7

Tamaño: 14 x 21 - 218 Páginas

P.V.P.: 12,00 €


© José Naranjo 2017